YGGDRASSYL “All Shall Burn” Art Gates Records.

YGGDRASSYL “All Shall Burn” Art Gates Records.

383
0
Compartir

Los zaragozanos Yggdrassil, nos presentan su primer álbum, “All Shall Burn” después de la edición de su EP “One Step Closer to Valhalla”. En este trabajo tenemos un autentico disco de poderoso y furioso viking metal, muy influenciado por la corriente mas salvaje del estilo, abanderada por grupos como Amon Amarth, o Ensiferum, prescindiendo del folklore y centrándose en su versión mas cercana al metal extremo que tiene esta rama del metal.

Para entrar en materia y si no los visteis (y conocisteis) en la gira que hicieron junto a Celtibeerian, el grupo se llama así en el símil del Arbol de la vida vikingo, que en su orígenes estaban mas escorado hacia el death metal, tal y como refleja su biografía.

Este álbum tiene, yo que los he visto en directo, dos prismas. Creo que es un disco para botar, saltar, y sobretodo disfrutar en directo; el grupo no es que sea sobre las tablas especialmente movido, pero la imponente presencia de su cantante Growlmund, un personaje que parece sacado de los relatos mas crudos de Tolkien, y el especial tono de los temas, pensados para el headbanging y para corearlos de forma salvaje, hace muy recomendable escuchar los temas, sobre todo en vivo y disfrutar del concierto.

No obstante el disco, una cuidada odisea barbara, contiene los aditivos necesarios para provocarte las convulsiones necesarias para dejarte las cervicales, ya con su primer corte, “Körangar” una introducción con aires de film y que nos introduce en un tema, “All Shall Burn” que me encanta por su rítmica guerrera y un estribillo duro y marcado por los cambios de tiempo, algunos totalmente frenéticos, muy en la linea de las armonías tipo Amon Amarth, reinando sobre los guturales un estribillo que es difícil quitártelo de la cabeza. Un fantástico comienzo en el disco. Seguimos con la no menos adictiva “End Of Cycle” brutal y rapidísima, con los cambios de tempo en los puentes que te vuelven a envolver sin dejarte un momento.

Cambiamos de atmósfera en la introducción de “The Orde Above All”, manteniendo un tono mas cercano al brutal death metal en los puentes mas brutales, simplemente manteniendo un tono bastante cadenciado. En su progresión el corte gana en el estribillo algo de melodía que matiza la brutalidad del tema, para tener al fin un corte brutal y algo menos accesible que el anterior, pero interesante sin duda por su atmósfera cargada.

Seguimos con “Slaughter Of The Dragon”, un tema que hace de su sencillez en el estribillo, y su estructura circular su primordial baza, un tema para corear en directo y darlo todo, otro tema que no se te quita de la cabeza y tararearas pase lo que pase.

En “Battle In The Storm” volvemos a las velocidades desatadas, con cambios de tiempo y puentes melódicos mas accesibles, los tonos épicos, que confieren a este tema un carácter propio, mas cadenciado y complejo en las armonías, y sin duda, un tanto mas vikingo.

No olvidemos que estamos en un disco de índole guerrera y en “Shield Wall” nos abre el tema una armonía rítmica un tanto épica, para imbuirnos en otro corte salvaje, que tiene su principal pilar, los tres tipos de líricas, dos guturales y una voz limpia  utilizados en la arquitectura y visión de una canción que busca en el oyente sumergirlo en la fantasía literaria y guerrera del tema. Es otro tema que en ocasiones se emparenta demasiado con sus grupos de referencia, pero que se disfruta sin problema.

En una canción como “One Last Ride” el grupo se deja llevar por los sonidos mas crudos, matizando los tiempos, imagino que buscando esa sensación de brutalidad contenida antes de saltar del Drakkar… un tema un tanto mas complejo en su estructura con una cadencia contenida y mas difícil de asimilar. Eso si, el puente melódico intermedio es una gozada.

“Andvarinaut”: con un filo técnico en las guitarras entramos en otro corte que envuelve la capacidad vocal de Growlmund comandando un tema de rápida rítmica, (la bateria en ocasiones es auténticamente endiablada, y la melodía de bajo es bastante tangible.) y estribillo repetitivo, pero en este caso menos adictivo. Un tema un tanto plano, eso si, brutal por los cuatro costados, que no me ha terminado de enganchar.

Cerramos el disco con “Yuletide” una cancion cruda de poderoso y adictivo tono armónico en el estribillo melodico de guitarra-bajo, que en las líricas pensadas para corear en vivo, tiene su gran valor; un tema de puro headbanging y de corear hasta dejarte las cuerdas vocales con los growls del vocalista. Uno de los mejores temas del disco.

Un mas que interesante comienzo de este grupo, que salvo en algunos matices, como es su excesivo parecido a sus grupos de influencia en algunos momentos, tenemos un disco brutal para disfrutar de principio a fin dejándote las vértebras en su escucha.

 

Josean Zombie.

 

No hay comentarios

Dejar una respuesta