Inicio CRITICAS ZOMBIES Vita Imana «Bosa» Autoeditado.

Vita Imana «Bosa» Autoeditado.

112
0

Vientos convulsos han revolucionado el aura de este grupo, tan querido para mi, que ha significado tanto, y con los que tenia tanta afinidad, que confieso he estado a un punto de no hacer esta review.

Las comparaciones son odiosas, los prejuicios vanos y la objetividad ha de primar de forma que reine sobre la linea editorial, por eso, me guardare lo que me frena y os hablare del nuevo disco de Vita Imana.

Lo primero, y que a buen seguro quería oír de mis labios el lector, es si Mero Mero es un buen sustituto de Javier Cardoso. Sinceramente, no me imagino a nadie mejor que el líder de Cuernos De Chivo, grupo que espero no deje en el olvido. El trabajo de Mero guarda su linea, no busca solaparse a lo conocido y deja el listón realmente alto, mostrando su carácter e incluso no cayendo en recursos ya conocidos; este es el Mero de Vita Imana, no de Cuernos.

Luego nos enfrentamos al trabajo, a este «Bosa». Lo primero que debo destacar es que todo, absolutamente todo lo que hay en el disco es Vita Imana, todo esta donde tiene que estar y suena como debe de ser, puro sonido del grupo. ¿Esto es bueno? Puede que no tanto.

La primera impresión que me ha dado el disco es que es un disco que muestra que el grupo aún posee pulso narrativo, y guarda su propio carácter, pero suena a «ya me lo sé, a ya lo he oído». No sorprende. Me gusto mucho el disco anterior por que era arriesgado, porque buscaba algo distinto. Este es un disco que suena, suena mucho, pero también que suena como un «deja vu» no sorprende, no me motiva.

Creo que el grupo ha decidido ir sobre seguro y facturar un disco rompe cuellos, un disco que no busque formulas extrañas y los reconcilie con un público que les cuestiono con el disco anterior, y sobre todo con las salidas de los miembros del grupo.

Salvando una intro como es «Calima» entramos a «No En Mi Nombre», el primer corte del disco en el cual me percato de que es un tema  brutal, netamente personal en el sonido, es decir, plenamente Vita Imana y que esta configurado al dente y con mínimos puntos flacos, que sin embargo suena predecible, y me atrevería a decir que estructuralmente idéntico (y melodicamente clavado) a otros cortes del grupo, por lo que la sensación de deja vu es total. Sí, es brutal y rompe cuellos, pero esto ya lo hacían antes de la misma forma.

De igual forma afronto «Desfiguradas», uno de los cortes que han adelantado del disco. Sin entrar en la fuerza y el fondo lírico que el tema tiene, y en el que destaco la labor de Mero, vuelvo a encontrar otro tema, que sí, va a ser una tormenta en directo, que sí es adictivo, y que de nuevo sí, es puro Vita Imana, pero que aporta muy poco a lo ya conocemos del grupo y no se distancia en modo o forma en lo que ya habían firmado. Sí, el corte mola, sí es rompe cuellos, pero ya a estas alturas esperaba un poco más de valentía en los cortes y no buscar algo que el grupo lo tiene fácil, sacar temas brutales para el mosh pit y que se repiten en cuerpo y alma.

Mas interesante tenemos «¡Contraataque!», un tema bronco y menos étnico en su forma, menos Vita Imana, muy denso y con un punto oscuro, brutal y atmosférico. Aquí sí me cuesta mas reconocer el sonido anterior del grupo y las melodías que lo articulan. Muy destacable la armonía del bajo, netamente intensa y de personalidad propia.

Que el grupo tiene una grandisima linea compositiva nos lo encontramos en «Taikos III», una belleza de tema que sigue la linea de los cortes que ya conocíamos anteriores del grupo. Este tema por su especial sensibilidad, por su belleza, lo salvo del trabajo, pero insisto, no aporta nada nuevo a lo ya conocido del grupo, repetimos esquemas ya conocidos. Eso sí, es precioso, pero no llega a la belleza de «Mar De Cristales»

Con el siguiente corte, «Desdoblamiento» insisto de nuevo en lo que ya habíamos hablado antes, me encuentro un corte que dista muy poco de otros cortes que ya conocía del grupo, no hay sorpresas, no hay nada que no haya conocido o me sorprenda y le auguro un futuro a este tema de un mas que probable olvido entre el público mas adepto a temas como «Corpus» o «Craneo».

Seguimos con «Los Ojos De La Serpiente» un tema qué sí me ha ganado ya que, y aunque se vuelve a apartar de forma muy leve de lo que el grupo suele mostrarnos, el cual nos llega de forma densa, silente y con una atmósfera cargada y marcando el protagonismo lírico de Mero Mero (muy bien contrastado por la armonía de la voz de Miriam) y un contraste melódico y armónico muy bien realizado. Me gusta por sus contrastes, por su atmósfera como ya he dicho, y por esa linea mefistófelica que tan bien realizada queda. Seria absurdo no reconocer que el grupo tiene muchísimo talento.

Hay aún más con «El Mundo A mis Pies», tema que de nuevo me produce la misma impresión sobre la que el disco que me repite una y otra vez en las repetidas oídas que he realizado al disco; es un tema rápido, brutal, lleno de cambios en el tempo netamente Vita Imana, pero que también me dice ¿esto no lo había oído ya antes?. Me quedo con la linea rítmica y las guitarras y la voz de Mero.

Curiosamente uno de los temas que mas me han sorprendido es el brutalerrimo «Bosa» un corte que une velocidad rítmica desbocada, un punto hooligan, trazas de rabia pura, mas otra pizca de Punk-Oi y que al corte, despojado de auras tribales, le queda francamente bien. A eso es a lo que me refiero, el grupo sabe como hacer y evolucionar su música y mirar a un futuro que hasta ahora habían sabido evolucionar, pero que en este disco no han sabido, y, o, querido .

Cerramos el disco con «El Duelo» que es, después de un corte como «Bosa», una lluvia de verano, fresca y apaciguante. De nuevo el grupo firma un corte intenso, introspectivo, y precioso para cerrar este disco.

Conclusión: para mi esta crítica es una de las más difíciles que he realizado nunca, por el apego emocional que tengo desde siempre con el grupo, pero mis sensaciones son claras y meridianas; el disco parece realizado para complacer y volver a encontrarse con su público como ya había dicho, un público que parece les dejo un poco de lado ante la valentía y complejidad que fue su trabajo anterior, y ante el miedo que les suponen los cambios tan transgresores en la formación con la salida de Puppi, Sobri y Javi. Este es un disco que han firmado sobre seguro, sin apenas arriesgar y que a buen seguro los anestesiara en la percepción del trabajo sobre su calidad en la respuesta en vivo de su publico residente, buscando complacer a esa crew que esta ahí.

Por pena que me de decir esto, a mi parecer «Bosa» se repite en muchos flancos con lo ya realizado y le falta una valentía que sí mostraron con la evolución que supuso su anterior trabajo, y en lineas generales, con su evolución como músicos y como grupo.

Josean Zombie.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here