Inicio CRITICAS ZOMBIES DÜNEDAIN «MEMENTO MORI»

DÜNEDAIN «MEMENTO MORI»

269
0

Aún recuerdo aquella noche (modo pureta «on») en la que vi un show de alto voltaje en la sala Caracol de Madrid, con dos bandas punteras e incipientes, como son unos chiquillos como Zenobia y otros jóvenes Dünedain… cuanto tiempo, cuanto bagaje y desarrollo, y cuanto talento en bruto al que ahora accedo en una critica en la que voy a intentar implementar un estilo distinto de desarrollo.

No voy a entrar en matices técnicos, es absurdo; no soy músico, no pretendo saber ese tipo de detalles a los que los músicos entran en los directos ajenos. Simplemente voy a hablar de lo que me transmite este disco… y punto.

Como ya he dicho al principio, conozco muy bien al grupo, su bagaje y su idiosincracia… y he de decir que este disco me ha sorprendido poco, pero me ha encantado al unísono…¿por qué??

Yo me crié en mi adolescencia con el heavy abanderado del Sello Noise, con grupos como Helloween, Running Wild, o en otros ámbitos, Heavens Gate o Pink Cream 69, y en este disco aprecio en las trazas de los sabores que me transmite este disco de Dunedain un pleno apogeo en este aspecto… épico, guerrero, lleno de calidad instrumental, no pocos guiños a esa época de la union con Zenobia («Unidos» el primer corte parece un tema que hayan firmado ambos grupos) y un carácter que sin duda mira a una época dorada del metal europeo, y del que el grupo saca petróleo dentro de un árido desarrollo melódico.

Es difícil escuchar el disco sin dejarte llevar… la incorporación (hace años) de Carlos, fue, sin duda, un acierto rotundo, y el vocalista se luce en cada corte (la épica rotunda y energética, de «Memento Mori» da una imagen perfecta de este ámbito en el que la parte lírica trae consigo un protagonismo nato… sin desmerecer en absoluto otros ámbitos del disco, muy técnicos pero con clase, como la incorporación de las partes acústicas, un deje folk en el estribillo, todo eso condensado en apenas cinco minutos).

¿El disco sorprende?. No. No es lo que el grupo busca, pero incide en la forma heterogénea del estilo, y hay sorpresas, como un deje, muy leve eso si, en su principio en guiños industriales de «A Un Paso Del Cielo», aunque se queda en algo testimonial, se puede apreciar.

La calidad se palpa y te deja momentos headbangers muy logrados en temas como «Luchador», lleno de melodía aquiescente llena de sensaciones a las trazas del metal germano más poderoso; también tenemos algo más escorado al sonido Saratoga con «El Viento De La Batalla» (parece pensada ex-profeso para Tete Novoa, que por cierto aparece en el corte)o «Eterno» que no me vuelve especialmente loco, pero tiene calidad sin duda y un fino carácter en las partes mas introspectivas. En ese aspecto concreto en la parte introspectiva tenemos un tema muy del grupo como es «Venus» y que te abre las puertas a un baladón como es «Siénteme» con la colaboración de Ruben Kelsen de Debler, y dada mi alergia a las baladas omitiré entrar a valorar, salvo que a l@s más sentimentales les va a encantar..

El disco se cierra con un poderoso temazo como es «Hasta El Fin» intenso en su fase rítmica, con, de nuevo, una acepción folk gracias a la inclusión del teclado y un estribillo magnético, es difícil no terminar el disco con este tema incrustado a fuego en tu cerebelo.

El trabajo es un trabajazo, un aldabonazo de la calidad que el grupo sabe y puede desarrollar… no es algo que te sorprenda en sí, pero a buen seguro te podrá romper el cuello en cada escucha.

Josean Zombie.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here