TAKUN “LIMBO” (Rock CD Records)

0
241

Lo primero, y siendo de ley, disculpas al grupo por el retraso de la crítica del disco.

Proyectos insondables que la intra-historia nos sirve como ejemplo de tesón y de creer en un proyecto da como resultado un proyecto como es Takun, y este su nuevo trabajo Limbo.

Entrando en su bio, Takun nace en un lejano año 1985, cuando  José Luis Gutiérrez (Guti) principal motor del grupo, y Luis Miguel Mateos (Luis Mi) coinciden en la Alberca. Ellos apenas acaban de terminar el servicio militar, y se conocían desde que estudiaban clases particulares de primero de solfeo, con 7 y 9 años respectivamente… esta historia se desarrollaría con algunos lapsos para sintetizar el proyecto “Takun Q Takun” que lograría ir afianzándose.

Años después el grupo tendría que afrontar la perdida de Guti, pero sus amigos se reunirían para darle un sentido homenaje musical en la sala “La Abadía”, en su memoria.
Ese homenaje musical de nombre Takun sin Takun terminaría siendo el proyecto que prevaleció en los siguientes pasos de la historia, concretamente de 2008 en adelante y del periodo del que ahora nos interesamos cuando en septiembre del mismo año, Fernando Gutiérrez y Rafael Mañanas, (que dejaría el grupo en el 2011) deciden continuar con las canciones de Takun Q Takun. La historia se desliza con no pocos cambios de formación, de momentos malos, también de buenos y con el punto de llegar en diciembre de 2015 a este disco “Limbo”, como ellos mismos dicen “en un proceso largo y no exento de esfuerzo, con innumerables viajes entre Madrid (estudio Hangar Davizio) y Torrejón (Evil Studios)” ya como una formación solida y el nombre único de Takun.

En una primera escucha el disco tiene muchos prismas, muchas características e influencias que nos hablan de una especial sensibilidad dentro de la musica del grupo… hay momentos en los que las auras melódicas del grupo se deslizan hacia estilos convergentes en grupos como The Police, otras a Van Halen, hay momentos que rozan el pop-rock, incluso hay guiños a Meat Loaf…pero si me he aventurado a evaluar este trabajo es por el echo de ser un trabajo que tiene como pilar fundamental el rock.

El primer corte, “Infinito”, nos introduce de forma intima dentro del circulo que representa Limbo, un corte instrumental y de aire infinito gracias a la intensidad de la guitarra y su armonía de base. Y a renglón seguido entramos en “Vive”, ahora ya si en forma de combo completo. Aquí aprecio un intenso trabajo de la linea de bajo sobre el que la melodía de la voz limpia del vocalista se abriga mientras la guitarra conforma un buen estribillo de tiempo marcado y de ambiente atmosférico… a buen seguro el corte mas particular y progresivo del disco, el que mas me ha sabido a Takun. Descubrimos a renglón seguido “Mar De Asfalto” un tema que a buen seguro tiene muchos guiños de grupos del hard rock ochentero español y que el grupo trae a este siglo con la convicción que le da las armonías frescas y el tempo alegre que aportan las partes rítmicas. Cabe destacar la parte final explosiva del tema.

Entramos en “Música” un corte que en una primara entrada me recuerda a compases de grupos como Asfalto, manteniendo ese bajo tan efervescente y alegre, con un trabajo de guitarra limpio y unas voces netamente blancas. Un corte realmente cercano al pop-rock.

No nos alejamos mucho de esa especial sonido que anda en los ochenta como es “Lujuria Digital” que tiene, en su comienzo un deje muy pronunciado a estilos como fueron en su día Radio Futura, lo que denota el buen gusto del grupo sin duda. Luego en los interludios se mantiene esa elegancia, pero el corte es mucho mas rock, con notas de Police, pero mas al estilo del hard rock americano, quizás, pero la fusión lleva a firmar un tema realmente notable, fresco y adictivo. En el siguiente tema, “Fases” hay esa sensación de que el grupo le gusta el rock alambicado y fresco de unos Van Halen, o si me permite las analogías, de unos Chickenfoot, sin Sammy Haggard... lo cierto es que el corte instrumental es una gozada por si solo. Dos temas que relucen en el disco por si solos.

Entramos en “Buscándote” un corte que entra con sonidos étnicos y espirituales árabes, con el cántico del almuecín. Luego la canción discurre como un corte de personalidad intima y cierta linea oscura, muy ponderada por la doble guitarra del tema, protagonista junto a la lírica blanca del vocalista. Un corte para disfrutar intensamente de forma personal. En “Contraluz” el siguiente tema, en su devenir inicial, encuentro una melodía no muy lejana a grupos como “El último De La Fila”, también intima, sin distorsión y con una prosa tangible en las líricas. Sin embargo, no hay que asustarse, ya que el tema en su ecuador se endurece en cuanto se presentan las guitarras distorsionadas, virando a un tema bastante duro, que en su desarrollo va perdiendo esa capa oscura en un intenso allegro, para posarse finalmente de manera armoniosa.

“Fracaso” es probablemente el tema mas funky del disco, totalmente guiado por el tono del bajo y una guitarra al son del mismo… ademas si le añadimos un compas central netamente rock le da un brillo y un carácter propio a un corte fantástico.

Llagando al final del trabajo entramos en “Desde Cero” una canción que no puedo evitar relacionarla con las operas rock y concretamente, si se me permite el símil, a la musica que en su día hizo Meat Loaf… un temazo de múltiples escuchas para entender todo el arte que guarda. Y finalmente, tenemos el corte “El Pozo” un corte de rock intenso y directo, bastante crujiente y en el que las líricas alcanzan un grado intenso.

No soy muy dado a este tipo de trabajos, pero he de reconocer que el disco es un disco valiente y fresco que se mete en terrenos no muy explorados hoy día, en el que hay buena quimica entre temas y un cierto virtuosismo en la ejecución, por lo que el disco siempre suena bien y se revaloriza en cada escucha. Muy recomendable.

Josean Zombie.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here