RIVER CROW “NO MORE REDEMPTION” THE FISH FACTORY

0
118

Con los sonidos de una Harley y un alegato de libertad comienza el acceso al primer trabajo de River Crow, un trabajo titulado “No More Redemption” que aporta a la escena un legado de canciones crujientes, electricas y rebeldes.

Oriundos de Ciudad Real (España), River Crow no se ha andado con chiquitas en la materialización de su sonido, un metal que bebe desde Black Label Society, pasando por Alice In chains, Down e incluso algún detalle Black Sabbath.

El grupo después de un montón de cambios, un EP, y mantener como pilar fundamental a Chema Fernandez a las guitarras como alma mater de este proyecto, ha llegado a sintetizar en un largo todo si trabajo y su teson en este trabajo.

He de decir, que este trabajo es uno de esos trabajos que no se muy bien el porqué, se me resistía, y he necesitado de varias escuchas para valorar el nivel del disco y que me llegase a entrar por completo. La verdad es que no se el porqué, máxime teniendo en cuenta que el trabajo suena potente, bien perfilado y los temas son un cañonazo desde el primero hasta el último. Esto es heavy metal contundente, rompe cuellos, y el sonido de la masterización y su posterior mezcla a enfatizado ese sonido rotundo que toda producción de metal necesita, y este trabajo derrocha.

River Crow

 

El mejor prisma de este disco, ademas de comprobar el grado de profundidad brutal que guardan cada tema, lo encontramos en su homogeneidad. No puedo decir, en general, que haya algún tema que destaque sobre otro, a pesar de que cada tema sea distinto. El grupo ha sabido firmar un disco personal, pero centrado en un sonido y un estilo muy concreto, firmando un trabajo internacional, muy de las radios U.S.A.

Obviando la intro, entramos en el primer corte “The Rider” un trayazo abrasivo que fusiona dos estilos como son los Black Label Society con los Alice In Chains, siendo sin duda un temazo rotundo en cada estrofa, lleno de cambios y matices, en donde el grupo se vuelca al unisono sacando chispas de cada instrumento. En otro corte explosivo tenemos “Endless Road” algo mas melódico, pero sin perder el tono cortante y afilado de las guitarras acompañando unas liricas perfectas para el corte. Un temazo.

No podemos obviar un tema como es “Demon´s Show”, cadenciado en el tempo, con un aire southern mas que interesante. Me encanta ese sonido de guitarra a lo Black Label, y lo cierto es que el corte te envuelve con su atmósfera, y de nuevo, sin perder un ápice de salvajismo. Mas contundente tenemos otro trallazo de estribillo salvaje y cabalgante como es “Bleed Or Die”, un corte que gracias a la buena linea lirica, combina ese aire rompe cuellos con el perfecto equilibrio armónico. Un corte Headbanger para dejarte el cuello en la escucha.

En contraposición a la visceralidad del anterior corte tenemos un tema mas intenso e intimo como es “Come Back Home“, un bombón de armonía sureña metálica, guiño aka Pantera, dentro del disco. seguimos el hilo que nos propone el trabajo con “Self Destruction Part I” seguido de su segunda parte, “Self Destruction Part II”. En el primer corte tenemos un corte que vuelve a saber a ese metal sureño, de facto por su cadencia podriamos decir que estamos delante de un corte Stoner, que a mi particularmente no me engancha demasiado. En su segunda parte, con una entrada de bajo, mas que interesante, el tema se afila, coge mas prestancia en el estribillo, y para mi gusto, coge mucho mas interés, gracias a los riffs labrados, a la armonía, y a la ejecución del corte.

Seguimos con la caña con “Try If You Can” otro corte de estilo y sonido Black Label Society que sabe como los buenos chupitos de tequila, intensos y abrasivos en un primer golpe, pero con un regusto suave y especiado. Mas madera melódica tenemos en “Entropy” un medio tiempo intimo e intenso, netamente electrificado que muestra un buen tono compositivo del grupo para facturar singles que puedan llegar a un público mas abierto. Cerramos el capitulo con “The Man Who Crossed The Line” una canción especial, muy cadenciada en el tempo, casi escorada de nuevo al stoner, pero con un carácter particular, muy Sabbath.

Sin duda, un trabajo notable, al que puede que en una primera escucha no os entre como a mi, pero que recomiendo descubrir en sucesivas veces, para degustar despacio y electrificarte con el sonido de River Crow.

Josean Zombie.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here