Inicio CRÍTICAS INTERNACIONALES MARDUK «VIKTORIA» CENTURY MEDIA RECORDS

MARDUK «VIKTORIA» CENTURY MEDIA RECORDS

149
0

Con la gira de Marduk en ciernes, queremos recordar el último álbum de los suecos titulado «Viktoria» el cual ha sido editado a mediados del año pasado a través de Century Media récords; «Al igual que los dioses de antaño que fueron matados, también la humanidad debe hacerlo». El grupo nos recuerda; «Estamos predestinados a hacer la guerra. Ya sea en el argumento de los halcones contra las palomas o la evolución de los llamados «ritos de sangre» o los conceptos maltusianos, el conflicto está en nuestra sangre, habita nuestras mentes e impregna nuestras almas». Marduk en estado puro.

Para, (hay que reconocérselo) los iconos del black metal sueco Marduk, la guerra es un tema familiar. Como «moth to flam», se han visto atraídos por el derramamiento de sangre de la era moderna, de hecho, esto es una constante desde «Panzer Division Marduk«, de 1999. Cuando los suecos partieron por primera tenían como referencia segadores otoñales, soles negros y alas oscuras, el material de una fuente intensa y muy real de toda una vida estaba frente a ellos. Desde la brutalidad de las guerras mundiales hasta las batallas antes y después, la progresión de Marduk hacia sombríos historiadores (o, al menos, reductores específicos para cada período) se completa ahora en el nuevo álbum, Viktoria.

«En general, diría que nos fascina toda la máquina de guerra», dice el miembro fundador / guitarrista Morgan Håkansson. “Al menos desde mi punto de vista, los alemanes tenían la maquinaria y el equipo más fascinantes. «Viktoria» sin embargo, no es un punto de vista, es solo un reflejo de la historia, sobre la forma en que sucedió. Teniendo esto en cuenta, es más interesante escribir una banda sonora vinculada a eventos históricos específicos, según cuenta el grupo. «Mira películas, por ejemplo. Han abordado ambos lados de la Segunda Guerra Mundial. Entonces, «Viktoria» es un relato fidedigno más sobre la historia. Nada mas. Nada menos.»

Al igual que con el espantoso «Plague Angel» de 2004 y el salvaje «Frontschwein» de 2015, también con «Viktoria» el tema de la guerra sirvió como inspiración de la composición. Pistas como «Werwolf», «June 44», «Narva» y «Silent Night» empezaron como temas históricos antes de que se convirtieran en el Black Metal de la Bayoneta. Algunas de las primeras palabras clave que Marduk usó para informar las sesiones de composición fueron: poder, dedicación, devoción, convicción, furia, sangre y hierro. Pero la guerra y la Segunda Guerra Mundial no fueron los únicos temas en la mente de Marduk.

«Esta vez teníamos tres temas diferentes cuando comenzamos a trabajar en lo que sucedió en Viktoria«, revela Håkansson. “Un concepto histórico y uno espiritual. Y el tercero estaba relacionado con la Segunda Guerra Mundial. A medida que el concepto de la Segunda Guerra Mundial se aceleraba entre los álbumes, «Frontschwein» y «Viktoria» del 2015, nos pusimos manos a la obra «.

Para grabar Viktoria, Marduk regresó a terrenos familiares. Un lugar donde han grabado todos los Marduk de longitud completa desde «Plague Angel». El más sagrado de los santos, según nos remite el propio grupo, es el Endarker Studios de Magnus «Devo» Andersson. Con los miembros de Marduk produciendo, diseñando, mezclando y dominando Viktoria, el riesgo para la visión general del album era bajo. De hecho, la idea de volver a visitar a Endarker era controlar todos los aspectos del proceso de grabación, así como no apresurar las cosas: los suecos tenían todo el tiempo que necesitaban. Sin limitaciones de tiempo o dinero, también enfocaron la grabación a lo que Håkansson llama «anticuado» y un «reflejo genuino de la música y las letras».

«Viktoria fue grabada de una manera muy tradicional», dice Håkansson. “Grabación de la vieja escuela. Tambores analógicos, la verdadera mierda. Dos guitarras, bajo y voces. No usamos una tonelada de efectos y basura como esa. Queríamos un sonido que nos quedara bien, y para nosotros ir y clavarlo fue lo único que pudimos haber pedido. Capturamos el momento de Viktoria a la perfección «.

El disco entra en un concepto conocido por el grupo y en el que se siente muy gusto, y sobre el que basa una solida estructura de pura maldad sonora; sin embargo, yo, que no soy fan del grupo, ya reconocí una evolución del grupo en las partes armónicas en sus anterior álbum, y con este, quizás algo más matizadas, volvemos a estructuras clásicas y repetitivas, sin embargo el grupo sabe darle el toque justo, y es ya en el primer corte con unos coros de niños, «WerWolf» dan en el clavo de cómo sacar un corte «old school» pero avanzado y diferente. Seguimos con la parte mas brutal del grupo con un muro sonoro en «June 44», sin embargo la armonía lírica le da un importante punto a favor del grupo, que sin desviarse demasiado de su linea clásica, da en la tecla de nuevo. Siguen siendo adeptos al sonido Inner Circle, pero le dan el justo matiz helador y melódico para absorberte y romperte el cuello de manera eficaz. Simple pero eficaz tenemos «Equestrian Bloodlust» un corte que no sorprende, pero resulta muy solido dentro de la parte mas abrasiva del disco.

Tenemos un punto mas medido en la cadencia con «Tiger I», un tema muy bien enfocado, algo predecible, pero de nuevo helador y lleno de esa atmósfera desasosegante y asfixiante que al grupo tan bien le da crear. Mas abrasivo tenemos «Narva», pura descripción de la soledad, el miedo y la miseria inherente dentro del bombardeo de una batalla, un corte que te deja, literalmente, frio y muestra la fortaleza compositiva que aún guarda el grupo. Igualmente intensa y sin buscar hacer rehenes tenemos «The Last Fallen» que vuelve a dar en el clavo compositivo, al dar la justa armonía y la atmósfera necesaria para romper al oyente en pedazos.

«Viktoria», el tema que da nombre al disco, es otra hito dentro de la violencia sonora que un grupo puede llegar a plasmar. Sin embargo, el interludio del tema presenta una linea armónica oscura mero netamente melódica, peripatética y llena de dolor, un punto diferenciado con trabajos anteriores del grupo, más enfocados a la caña puro y dura. Aun hay cambios, hay matices, y esa es la parte en la que noto que el grupo a evolucionado y ha hecho que vuelva a fijarme en ellos. Seguimos con la interesante «The Devil Song» pura maldad personificada en el pentagrama, y que tiene un punto adictivo muy interesante, a pesar de su contundencia y fuerza. Tiene los puntos clásicos del genero, pero ahonda en el sonido primigenio y le da un aire personal y atrayente, Headbanger. Cierra el trabajo con «Silent Night» una letanía oscura, mortalmente heladora y la cual el grupo presenta un arco melódico en el que sientes la tierra quemada, los llantos, el olor de la muerte, el olor acre del campo de batalla, de la sinrazón de la violencia, cuando ya ha pasado.

Para la portada de «Viktoria», el grupo decidió que una imagen más simple era más fuerte y más efectiva. Inspirado por los carteles de propaganda empleados con gran efecto tanto por la «Reichspropagandaleitung» como por la Oficina de Información de Guerra, el soldado de alto contraste con las palabras «Viktoria» en rojo debajo «cautiva instantáneamente». Defirmada por el líder Daniel ‘Mortuus’ Rostén, la portada estaba destinada a sobresalir y ser recordada. En este aspecto, he de reconocer que el grupo da de nuevo en la tecla provocadora, pero para mi gusto, los devaneos hacia los ámbitos NSA, les quita crédito y da alas a grupos menos ambiguos y declaradamente nazis dentro del Black metal, cosa que me revuelve ciertamente, y cosa que el grupo busca sin duda, incomodar.

«Queríamos una portada y un diseño más simplistas esta vez», relata Håkansson. «Es primitivo y llamativo. Creo que es perfecto para este álbum. Claro, a mucha gente no le va a gustar, pero para nosotros es la portada perfecta. Frío y duro. Algo que recordarás, al igual que el propio álbum, durante mucho tiempo. Pero como puedes ver, somos una banda de bricolaje. Nos grabamos y hacemos nuestros propios gráficos. Nadie conoce a Marduk mejor que nosotros. Somos amos de nuestra propia creación «.

Siempre polémicos, ambiguos y declaradamente oscuros, algo hay que reconocer al grupo, son 29 años de trayectoria, ahora con este Viktoria. Eso es casi tres décadas de ampollas, ruinoso black metal, lo que les convierte en uno de los grupos con más trayectoria y con mas autenticidad dentro de su gremio y sobre todo, coherencia. Ciertamente, Håkansson no creía que cargaría su ametralladora de riffs en esta etapa de su vida en 1990, pero tiene razón en cuanto al dinero en la medida en que Marduk es una de las pocas bandas que no entró en pausa. Marduk no estuvieron solo para volver cuando el dinero sea mayor, o por modas y las oportunidades más brillantes. Se han soltado, a través de gruesas y delgadas. Marduk siempre está en marcha hacia adelante, con las cabezas en alto, los cuchillos afilados y las armas cargadas. Viktoria es un reflejo de tiempos ulteriores, violentos y llenos de la miseria humana, del dolor, como ellos mismos dicen «otro hito en el viaje hacia la muerte» y ellos son los mejores retratando el escenario mas abyecto.

Os recordamos que el grupo tiene gira pendiente con Madness Live por la península y aquí os dejamos el enlace del evento en Madrid.

https://www.facebook.com/events/315255215756724/

Josean zOMBIE.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here