FULLRESISTANCE “NADA QUE PERDER” AUTOEDITADO

FULLRESISTANCE “NADA QUE PERDER” AUTOEDITADO

310
0
Compartir

El rock es algo universal, todo eso es algo sabido, pero como punto particular en el rock español tuvimos en concreto el rock urbano, y un poco al influjo del rock radical vasco, surgió una hornada de grupos que con la irreverencia, la electricidad, el espíritu salvaje e inconformista y con la distorsión implícita en los trastes, nos trajeron grupos como Barricada, Koma, Pleasure fuckers, Narco, Sujeto K, y como bien saben de estos sonidos, el quinteto castellonense Fullresistance sigue estas pautas de manera señalada en su nuevo disco “Nada que perder”: liderado por los hermanos Samper  los cuales nos presentan su último disco plagado de guiños macarras, pero con una cuidada colección de melodías que hacen que este disco sea disfrutable de principio a fin. No son nuevos en estas lides ya que en sus espaldas tienen tres discos, “Money for Beer” (2007) “Corre Ahora que Puedes” (2010) y“Dos minutos mas” (2012) que dan constancia del rancio abolengo del grupo a la hora de patear culos y sacudir mentes con su música.

“Dejadme”: en este primer tema entramos en un rock muy marcado con cierto espíritu crujiente incluso algo punk que no duda en reflejarse en grupos como Uzzhuaïa, o Koma. Guitarras gruesas y marcadas con buena armonía, ritmicas altivas y tambien muy marcadas al compas de un bajo ultradenso que matiza unas líricas frescas pero muy combativas.

Aumentamos la carga de profundidad con un corte de aire Koma, con “Nada que perder”. Tempo mas pausado, escenificando esa tensión contenida que la lírica va desarrollando para explosionar de forma salvaje en el riff creciendo paulatinamente.

“Restos de un adiós”: cambiamos el tempo de la canción acelerando el corte en un tono que no deja de hacer guiños al punk melódico, cambiando las liricas en un soliloquio desquiciado y continuo, que cuadra a la perfección con la armonía del tema. Difícil resistirse al estribillo del tema.

En estos discos tiene que tener un corte particularmente adictivo y armónico, sin ser vanguardista pero con un aire fresco y “Enemigo”, ejemplifica ese medio tono entre el rock descarnado y la melodía coreable que en directo mueve masas, y que se consigue muy bien en este corte.

Tema himno, de lírica reivindicativa y bandera de disconformidad nos sabe el corte “Que paguen”, corte afilado como pocos, y con una armonía mas medida, enfocada en la parte mas encapotada de una canción que sabe a denuncia y mala hostia.

Para no dejarte que te acomodes en el asiento, y de forma honesta e impactante tenemos “Malditas palabras”. Prismas diversos en las melodías vocales, cambios en los tempos y puentes a las partes mas duras con un toque intimo pero no menos duro conforman un tema mas complejo en la armonía. Uno de los mejores temas de este disco.

Saliendo de la zona de confort y al mas salvaje espíritu Motley Crue en el comienzo tenemos “Vuelve” que mantendrá un tanto el tono en el resto del tema, pero virando el sonido hacia el carácter particular del grupo, tensando las lineas y dando un tema heavy y machacón, duro con un estribillo particularmente circular.

Esta claro que esto es un disco que aúna bien las melodías con las partes mas macarras, y “Siempre fui yo” tiene ese equilibrio entre la parte rompecuellos que se abraza a un luminoso epicentro armónico, donde el protagonismo lo adquiere el maridaje de guitarras y líricas, incluso con un interludio muy ambiental y un tanto influido por las melodías Santana que enseguida se electriza de modo brutal.

Y con un tema como “Rock” cerramos el disco de forma absolutamente salvaje. El grupo juega con armonías archiconocidas, pero consiguen alzar ese deje salvaje para volver a dejarte las vértebras lastimadas en la escucha incesante del corte.

No es un disco sorprendente, no tiene un sonido vanguardista, no tiene producciones espectaculares, ni tiene un halo particularmente característico, pero en su escucha crujiente y salvaje te vienes arriba y no dejas de agitar las manos tocando tu guitarra imaginaria mientras saltas desde la mesa…. y eso es todo, y es mucho.

 

Josean Zombie.

 

No hay comentarios

Dejar una respuesta